¡No me toquen los c…olores!

maquillaje-verano-2014-labios-naranjas-rosas-rojos-morados-oscuros

Ayer me pinté los labios de color naranja. Las sandalias también. No, no es que les echara yo el tinte, simplemente nos pusimos de acuerdo. Dicen que es el color de la creatividad, realmente es ideal para el verano, pero desde que la nueva política ha usurpado antes el espacio de la forma en detrimento del del fondo, casi tienes que pedir perdón según cómo salgas vestida de casa.

Vestida y peinada, porque si hay colores que se han convertido en tabú –a izquierda y derecha- qué decir de la coleta o, leído lo del sueldo del peluquero de Hollande, cómo no denostar una coronilla deshabitada.

hollande-evo

Mundo capilarmente mal repartido

La barra de labios era de mi madre, ese es el verdadero motivo por el que la uso poco, no porque tema que me acusen de “Ciudadana”; entre otras cosas porque, qué coño, también lo soy. Recuerdo que a ella lo de los colores, cuando yo era pequeña, le afectaba sobremanera. Nunca nos vistió de rojo y gualda, por ejemplo, por aquello de no parecer una bandera en la que, además, mucho no acreditaba.

Con el tiempo, la Vogue y Ágatha Ruíz de la Prada la combinación patria no acabó de convencernos, pero por pura cuestión estética; no obstante, asumimos sin problema mezclar fucsias y bermellones, otrora pecado mortal del buen uso de la paleta cromática.

Habíamos evolucionado, el país había evolucionado, las modas también lo habían hecho y aunque se seguía hablando del outfit de la política, siempre era una información menor, de color, propia de un segundo paquete en términos de maquetación. Hoy, sin embargo, los tiempos han vuelto a cambiar, que no me atrevería a decir que a evolucionar, y primero somos naranjas, es decir, fachas, del mismo modo que primero somos morados y, después, explicamos cuál es el nuevo concepto de marxismo o socialdemocracia.

caracas_revancha

Conste que, en este momento, lo que más me jode de la situación es lo que limita mi fondo de armario porque de lo demás ya estoy curada de espantos y vistos los resultados del 26J creo o espero que unos cuantos más también hayan sanado.

Si esto es así, si realmente la medicina ha actuado como terapia y no como placebo, calculo que, con suerte, para este invierno ya podremos desempolvar abrigos morados, azules o anaranjados sin problema. Y pintarnos los labios de igual color, libres de prejuicios y de etiquetas porque, como dice el refrán, aunque la mona se pinte de seda mona se queda mientras que la belleza, recuerden, siempre está en el interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s