Papas, sirenas y tricornios

Aunque soy piscis, nunca he podido ir disfrazada de Sirena cuando era pequeña. De aquellos años y de estos tiempos arrastro ese trauma y mantengo un tic, enredar en el pelo, a veces hasta la autolesión. Sobra decir, por tanto, que odio el carnaval en todas sus manifestaciones menos en la culinaria.

Supongo que la Santa Madre Iglesia ha tenido mucho que ver en tanto lastre, en el del pelo, vaya, que en el del disfraz pudo más otro tipo de madre y el hecho, además, de que no tengo ni tetas ni melena.

la-sirenita-de-copenhague

Con mi natural tendencia a la precipitación y al pesismismo, es llegar la fiesta de la carne y yo empezar a sentir frío porque mucho antes de los 40 días de rigor, a mí su santidad ya me hacía la Pascua. Después del 1 viene el 2 y al Martes le sigue el Miércoles, que en mi imaginario es un día en blanco y negro, es un camino ralentizado hacia un señor con vestido que, por si no lo tenías claro, te recordaba eso de que “polvo eres y en povo te convertirás”. No podría calcular la de ceniza que me llevo quitado desde aquella y aún hoy es el día que creo que por eso la mía es otro tipo de caspa, de ahí el tic.

Además, considero que eso de las máscaras está muy bien para los etnógrafos y para el diseño -lástima de más colecciones inspiradas en pantallas, cigarróns y peliqueiros, como aquella de Manuel Bolaño en 2009 o como la de aquella chica que ganó en tiempos de un gobierno llamado bipartito el premio de la Escuela Superior de diseño y moda de Galicia- pero no para mí, que me gusta decir las cosas a la cara, a pesar de mi rostro poliédrico.

peliqueiros 1Manuel Bolaño

Con estos antecedentes, entenderéis que no me quede otra, por tanto, que ausentarme unos días y hacer voto de silencio, que ya haréis bastante ruido el resto; disculpad, pero  tengo que pasar mi duelo, os tendré presentes en mis oraciones y no olvidéis…¡¡¡¡este año no se llevan los tricornios!!!!

http://www.forodelguardiacivil.com/showthread.php?t=12319

papa con tricornio

Anuncios

La rebelión de las Hunter

Anoche tuve un sueño, entre la ciencia ficción y el gore…

Blade runnerDesfile de Aristocracy (Otoño-Invierno 2014-2015)

… las calles de la ciudad, opresivas, oscuras y confusas, eran un lugar inseguro y lluvioso; un sórdido marco por donde deambulan sujetos como autómatas. No suena Vangelis, sino pisadas atronadoras e uniformadas que predicen la desgracia o, quizás, la liberación  de unos personajes sin rumbo, perdida su propia identidad. Es la rebelión de las Hunter.

El tiempo transcurre sin estaciones, porque la lluvia cesa pero las Hunter continúan y en el viejo almacén abandonado de J.F Sebastian se siguen creando esas pequeñas criaturas genéticas, de goma y marca, como ilusión de que “yo también puedo ser una de ellas”. Son las “replicantes” de las botas de auga, las caminantes urbanas que aspiran a una misma estética pero que carecen de su patrimonio y empatía y por eso siguen siendo esclavas en las colonias exteriores.

rebelión de las hunter

Han sido años de borrachera de uniformización, de sacrificios, renuncias y sin razón, a la espera de que el viejo Sebastian nos hiciera precio,  en la ingenua y errada ilusión de que calzarlas nos distingue, cuando la realidad es que, por debajo, siempre nos iguala,  nosotras siempre seremos Nexus-6 no Daryl Hannah.

Ni Rick Deckard nos puede salvar, porque también es ficción. A través de las Hunter-además del mal gusto- ficcionamos sueños, aspiraciones… estatus y así perdemos el rumbo y nos dejamos borreguizar.

http://www.vogue.es/vogue-tv/pasarelas/videos/el-desfile-de-aristocrazy-en-video/2003

… Anoche tuve un sueño, entre la ciencia ficción y el gore, un ejército de katiuskas confundía la ciudad con su paso atronador y su metamorfosis, las suelas cobraban vida y poco a poco no había pies, había pirañas transgénicas devorando huesos, tejidos y goma y dejando un reguero de sangre roja en las calles sórdidas.  Es el día de la liberación, es el Día de las Hunter liberadas (además, ya no llueve).

#DEN2014

Cuando pienso en Méndez y Gayoso -o en Gayoso y Méndez porque, la verdad, con los banqueros siempre me pasa lo mismo que con Hernández y Fernández de Tintín, nunca sé quién es quién- los imagino en los paseos marítimos de Florida protagonizando su particular “corrupción” en Miami entregados a una de las tendencias más trendy -valga la redundancia- de la temporada, la vegetal de Jacobs o Just Cavalli.

méndezygayosohernandezyfernandez

Ayer, Mariano Rajoy también vistió de “marca” en el #DEN2014 pero optó por enfundarse en un clásico de Harold Ramis.

¡Ah, perdón, que Harold Ramis no es un diseñador!, ¿pero está tristemente de moda, no?, pues ya está ;). Me dice la wikipedia que es el director de El día de la marmota y el prota de Cazafantasmas así que tan desencaminada no voy, que además de revisar el vestuario de sus señorías también me tragué el debate, oigan!.

Asumo, no obstante, que hoy no soy muy objetiva, no por nada, sino porque ayer no me encontraba bien y mi estado horizontal, sumado a una televisión de mínimas pulgadas condicionó mucho mi perspectiva. El caso es que sea como fuere me sentí como en Navidad, rodeada de niños y niñas de San Ildefonso adormeciéndome con una letanía de números y millones en espera de que salga el Gordo.

congreso1Rajoy

Entre la vigilia y el sueño, asomaba la cabeza por encima de las sábanas y la visión siempre era la misma, así fuera por la mañana o por la tarde, demasiado uniforme y casi ninguna extravagancia, que con la lotería por lo menos siempre hay alguien que te distrae con algún que otro estilismo festivo.

congreso2Rubalcaba

Quizás Coscubiela intentó arriesgar más, si se puede considerar arriesgar insistir en el outfit de las camisetas con mensajes, que en su caso, además, al llevarla tan tapada por la chaqueta, no tenías claro si era una t-shirt reivindicativa o no le había dado tiempo a cambiarse después del running por el Retiro. Me pareció ver también a alguien de Amaiur rompiendo su estereotipo y confudiéndose con un diputado de ERC o incluso con un verificador, uno que parecía así más modernillo. Y me perdí el plano de Cospedal, pero oí que estaba en la tercera fila y leí mucho sobre su gesto así que intuyo que debía llevar coleta, ergo no fue a la peluquería, y hablo en serio, que manejo fuentes muy solventes en todo lo que atañe a la comunicación no verbal de nuestras políticas.

Así que… no habiendo para donde mirar, hoy planto. Bueno, quizás sólo encienda un minuto para comprobar si Rajoy, aunque sólo sea por higiene, se cambió el traje, sobre todo porque hasta donde recuerdo, esto de los “fantasmas” lo ponían a uno perdido.

(Ah, ¿que también queréis saber lo que me pareció el contenido? mmmmm… yo el debate lo seguí como los partidos de fútbol, la tele para la imagen y la Ser para el sonido, cuando Pepa Bueno preguntó a sus contertulios por su valoración, en Radio Galicia metieron la desconexión y empezaron con las esquelas. Creo que está todo dicho. DEP)