Visita de médico

Sí, un visto y no visto va a ser esta entrada

y a la foto me remito porque las extraterrestres -y las locas también, como matiza una seguidora- así, sin avisar caemos igualmente enfermas.

Tras tres horas tirada en unos incómodos bancos plásticos del Sergas, a mi malestar general y al dolor de nivel 9 que aún padezco a causa de una infección y a causa también de que  nadie tuviera el detalle de atenderme de forma prioritaria y encomendarme mucho antes a los benditos antibióticos, pese a que mi Outfit delataba claramente mi urgencia,  hay que sumar la chaqueta del vecino de silla, sí, esas prendas de ropa que por acumulación de olor  en cualquier momento podrían hacer las veces de plancha o sartén y preparanos unos huevos con bacon para quienes pudieran tragar sólido entre los presentes que, claramente, no era mi caso.

De la generación Érase una vez la vida, debí de perderme el capítulo que diferencia virus de bacterias.

https://www.youtube.com/watch?v=WGqNJZbf-HU

El caso es que lo mío es una amigdalitis bacteriana de manual, la tercera del año. Tengo la tendencia de hacer las cosas a destiempo, a ver si va a ser que ahora, en la cuarta década, es cuando me va a tocar aquella operación que tuvieron todos mis hermanos y que era un chollo porque después solo les dejaban comer helados 😉

Sana sana, culito de rana si no sanas hoy sanarás mañana.

Anuncios

Relaxing Cup y buenas lecturas

Espacio de resistencia, laboratorio de investigación y taller de creación, todo a la vez, la nueva prensa digital inventa y preserva, innova y prolonga. Protegiendo la independencia y el pluralismo de la información con la ayuda y el recurso de lectores participativos, procura salvar lo mejor del pasado sin dejar de arriesgarse a apostar por el futuro. Para la comunidad de los periodistas, desbroza sendas distintas a la renuncia o el acomodo (…) y reinventa un porvenir en el que nuestro trabajo recupera crédito y valor.

Edwy Plenel

PLENEL, Edwy: Combate por una prensa libre, Barcelona, Edhasa, 2012.

María era mujer

La simplicidad es la sofisticación definitiva

Lo dijo Leonardo Da Vinci y Abrideira nos lo recuerda.

Lo mejor de venir de otro planeta es, sin duda, la diferencia, llegar a donde otros no llegan. Cats Woman o Wonder Woman, en cualquier caso nunca somos pura apariencia.

El año 656, bajo Recesvinto y el metropolitano de Toledo, San Eugenio II, se celebró el Concilio Toledano X, cuyo canon 1 dispuso no celebrar la Anunciación el 25 de marzo y la trasladó al 18 de diciembre. Bendito canon y bendita fiesta, que darán origen a una plástica harto expresiva de vírgenes grávidas, pero sobre todo a un género escultural extraordinario: las vírgenes abrideiras.

Virgem Abrideira, Schreinmadonna, Vierge Ouvrante…  nombres distintos para unta talla única, para un huevo Kinder, que lo abres y es algo más que una sorpresa 😉

Criticadas por los puristas, retiradas por el Concilio de Trento y desprestigiadas por la Ilustración, llegan los Románticos y llega después ella y las recuperan. Porque es mujer, la Virgen era mujer y, aparte de llevar tacones -estoy convencida, lástima de tanto pudor iconográfico– acogió experiencias.

 

 

Ahora son tiempos de “Is” y  de“puntos cero”, así que la versión windows o manzana de esas tallas, de esa mujer que tanto contiene, adquiere una nueva representación, en forma de blog.

@Abrideira es, por tanto, mujer y  contenedor, guarda secretos y alberga sorpresas, esconde, muestra y demuestra que, en el fondo, todas -las extraterrestres- también somos vírgenes. Ella ha abierto el camino cuando las demás ni siquiera sabíamos lo que era caminar y hoy se reiventa para reivindicar que sí, que otro mundo es posible,  real y onírico, exclusivo o subversivo.

La virgen era mujer, que no es lo mismo que la Mujer era virgen, ¿veis?: El valor de la diferencia.

https://www.youtube.com/watch?v=ikCrAe3h4Hw

(La mayor parte de las fotos han sido tomadas de abrideira.blogspot.com)