Te debo un agarrao

baile

Fuente Internet

Hoy toca libro y, dadas las circunstancias, previsibilidad. Como previsible era que en la batalla contra Casiano, el muy cabrón ganara finalmente en el segundo asalto. Nacho lo sabía, éramos los demás los que no quisimos superar la fase de la “negación” y preferimos autoengañarnos construyendo un imaginario en el que, en cualquier momento, Rabudo se levantaría de la silla en la que ya llevaba meses postrado y entregaría, con el orgullo que dá la victoria, la segunda parte de El mejor peor momento de mi vida  (Paidós, 2014).

Es lo que tiene nuestra soberbia de creernos invencibles, es lo que escribió otro rabudo, certera y lapidariamente,  “A especie está acostumada á morte pero/ os individios non” (Palabras Contadas, Edicións Xerais, 2006). Pero cómo acostumbrarse cuando ni nos han educado para tener una relación normal con la otra cara de la moneda que es la vida y cuando te sale cruz en el momento en el que más estás disfrutando de ella.

Monedas

Fuente Internet

Estos días se han escrito y dicho muchas cosas, y se seguirán diciendo y escribiendo, pero entre todas ellas yo me he quedado con las de la persona que, sin duda, más lo amaba y mejor lo conocía, Ainhoa, la paciente pasiva. No sé si por el carácter que imprime ser navarro, si por la deformación profesional de tantos años ante un micro en cualquier circunstancia o simplemente porque, como Nacho, es un ser fuera de lo normal, clavó, breve, clara y concisa, todo lo que era su compañero, nuestro amigo. Y de todo lo que dijo yo me quedo con lo de “activista de la vida”, por eso me jode aún más y me parece todavía más injusto que le hayan salido tan malas cartas en esta segunda partida.

Cuarto milenio

Fuente Internet

Es paradójico, porque es como una broma macabra del destino, es como una especie de humor negro, del que a él le molaba y practicaba, siempre que se quedara en eso, en humor con el que al final echarnos unas risas. Como las que, sin duda, se habría echado ayer si al final todo hubiera sido un mal sueño o uno de sus relatos y pudiese ver y después narrar la inmensa corona que presidía su caja: “Cuarto Milenio. Iker Jiménez”. Es más, cuando la vi crucé los dedos, cerré los ojos e imaginé por un momento que, efectivamente, estábamos en un capítulo del programa y, por tanto, al final Nacho aparecería mandándonos a todos “ao carallo” como mandó, al despedirse, a su prima. Que hay muchas formas de decir te quiero y Nacho las manejaba todas.

Legado y vigencia 

Tenía mala hostia, conste, lo que eufemísticamente Ainhoa describió como ser “intenso”, pero el corazón más grande y generoso que puede caber en una caja torácica y por eso su “blogoterapia”, su “exhibicionismo” ha sido mucho más que su autoayuda; ha sido un acto de amor para todos los que están pasando por una situación similar, que ahora se cagarán en dios porque pensarán que tan sólo están entreteniendo el tiempo, ¡pero qué forma de entretenerlo!, añado, y reitero la frase de Ainhoa “activista de la vida”.

Es parte de su legado, es la lección que debemos de aprender, la de su tenacidad, la de su Carpe Diem, la de exprimir todo lo que pudo y más unos meses, unos días que, ahora, sabemos que eran una prórroga, demasiado corta para poder cumplir el sueño de, por lo menos, ver crecer a sus hijos pero lo suficientemente larga para demostrar al mundo que el cáncer se llama cáncer, hostia, no enfermedad de larga duración, y que, como todo en la vida, hay que cogerlo por los cuernos y tirar pa’lante.

dolce-vita-sepia

Fin de año. Escuadro 2003

El mejor peor momento de mi vida, por tanto, es, si cabe, una lectura más que vigente pero es una obra universal, para todos los públicos y yo hoy me quiero quedar con el amigo; hoy voy a pecar también yo de exhibicionista y soberbia porque ya no tengo más palabras pero sí tengo un inédito. Un texto-regalo por mi 40 cumpleaños que demuestra su capacidad de amar, aún cuando reconozco que yo no estuve suficientemente a la altura de todo lo que él me dio.

(…) Mal sabía la señorita que, además de una ciclista inglesa homónima que destaca en ciclismo y en remo, Rebeca Romero es un ser humano excepcional afincado en Pontepedriña. Alguien que te abriga con el nombre y te cura con el apellido no es una persona del montón. Cervantes incluyó el romero como uno de los ingredientes del Bálsamo de Fierabrás de Don Quijote. Shakespeare, en boca de Ofelia, explicó en Hamlet sus supuestas propiedades: “Traigo romero para los recuerdos. ¡Recuerda , mi amor recuerda!” A un tipo como yo, necesitado de abrigo y de memoria a partes iguales, a Rebeca Romero deberían recetársela en pastillas. Además, ahora que es dos personas en el traje de una, abrigo y memoria en ración doble. Ponte zapatos cómodos, Rebecop, que te debo un agarrao. Y que nos quiten lo bailao. Recuerda, mi amor, recuerda.

Saturno é aquí, VV.AA (texto colectivo regalo por mi 40 cumpleaños)

Anuncios

A/A Mariano Rajoy

Estimado Mariano:

El 10 de Octubre es el Día Mundial de la Salud Mental. No hay una causa que me merezca mayor respeto, por eso sé que quienes luchan también el resto del año por mejores y suficientes medios, por la dignidad y por la normalización de este tipo de dolencias no me van a tomar a mal que sea políticamente incorrecta.

Esquizofrenicos

Fuente Internet

El caso es que de un tiempo a este parte he empezado a oír voces o, mejor dicho, estoy al límite de comenzar a oírlas. No sé cuántas serán ni con qué intenciones vendrán, aunque algo me dice que no planean nada bueno. Y no contra mí misma, que para la autodestrucción no necesito mucho más que mi propia voz interior,  sino contra todos los que puedan tener alguna responsabilidad sobre mi diagnóstico, entre los que obviamente se encuentra ustez. He de añadir que es un diagnóstico, seguro, común a unos cinco millones de compatriotas, con lo que estaríamos hablando ya no de un pelotón, sino de un auténtico ejército de personalidades múltiples dispuestas a dar rienda suelta al puto eufemismo de la versatilidad en la búsqueda activa de empleo.

Equilibrio y funambulismo

Sé que me dirá que entre esos cinco millones yo soy una especie de privilegiada -la herencia católica es lo que tiene, asumir como privilegio estar unos puestos más arriba que tú en el umbral de la pobreza- pero, lo siento, y no lo tome como una amenaza, ni con privilegios consigo aplacar lo que por ahora está empezando solo como ligeros susurros. Sí, del funambulismo sin red que supone el desempleo a la pérdida del equilibrio, porque hablamos de una práctica, la de buscar curro, que requiere de mucha concentración pero que, sin embargo, a medida que pasa el tiempo se va llenando de ruido.

esquizofrenia 2

Fuente Internet

Hasta ahora ha tenido ustez la suerte, al menos conmigo, de que soy algo budista y de que soy digna hija de mi madre; por eso, tanto mis médicos, familiares y amigos están tranquilos, porque saben que estoy bien ejercitada en eso del: si te caes, te levantas, aunque sea a base de mucha sangre, sudor y lágrimas, que también soy digna heredera de los fans de Fama. Pero lo de las voces…

Por mi ascedente en Saturno podría pensarse que, bueno, de algo de bipolaridad siempre he padecido, entre Anne Romero y Rebeca Merkel; pero esto es distinto, porque no es una misma voz con distintos registros sino una suma de chillidos que se mezclan y se confunden diluyendo así mi identidad y produciendo una extraña disociación de la realidad real, valga la redundancia.

Fondos de armario

Al principio me divertía, por mi vena comiquera, lo de meterme en la cabina y cambiar el disfraz según tocara venderse como activista, ejecutiva agresiva, simple plumilla o lo que sea 2.0 Además, como dice un amigo mío, la ventaja de haber invertido más en fondo de armario que en hipotecas me ha permitido ir superando estos años de parada de larga duración no sólo con mucho estilo sino con los complementos adecuados para cada personaje. 

Al principio, también enriquecía o te creías que enriquecía reciclarte, formarte, reinventarte, saberte con capacidad y sobrada experiencia para abarcar un radio de posibilidades algo menos limitado que el que te da la hiper especialización. Es lo que recomiendan, además, todos esos estúpidos manuales tipo: Los 10 mejores consejos a la hora de encontrar empleo. 

Y ahora ustez me dirá: “Precisamente, señorita…” Uf no, eso es lo que me diría Fraga; Ustez es más de… Uf, no, perdón, he dicho bien; Fraga diría: “mi querida amiga”, lo de “señorita” es más pontevedrés, por lo de las puestas de largo y todo eso, imagino. ¿Ve?, las voces, que ya empiezan a confundirme.

Voces

Fuente Internet

Retomando, su consejo sería uno de esos de los Manuales, el de “crea en sí mismo, sea usted mismo”. La verdad es que a ustez le va bastante bien aplicándolo, bueno, el 20D se verá cómo de bien. Hasta produce cierta ternura su espontaneidad en forma de, por ejemplo: “¿Y la europea?” o cuando se queda tan ancho con lo de los platos, los vasos y los tratados internacionales. No lo había pensado, pero igual le digo a la voz que corresponda en mi hipotética próxima entrevista o en mi siguiente carta de desmotivación que haga lo propio, que suelte una perogrullada al más estilo presidente y a ver quién es el guapo que se atreve a negarme el trabajo.

Sin metáforas ni lorazepán

Ser uno mismo! qué utopía! Primero, porque entre la nada y los rechazos uno deja de serlo. Más allá de la metáfora de las voces, aunque a muchos les apremie tanto cubrir las necesidades más inmediatas que piense que no tiene tiempo para saber si goza de buena salud, esta es la primera que se resiente con el desempleo y la última que se trata, porque de lo que hablamos, sí, no es de salud física sino mental, de una dolencia que no distingue ni de edad, ni de género, ni de clase social y que requiere de un diagnóstico y de un tratamiento que van mucho más allá del lorazepán.

Pero no, señor Rajoy, no se lance, que en ninguna de mis voces soy Carlos Alsina, así que respire antes, cuente hasta diez y no me conteste que le he dado una gran idea, invertir lo que corresponde en sicólogos y siquiatras y asunto zanjado. Aunque deba de hacerlo, pero por otros motivos.

esquizofrenia 4

Fuente Internet

Hay dolencias que no tienen cura ni con pastillas ni con terapias y una de ellas es el paro. El paro se cura con trabajo, con digno trabajo. Las pastillas y las terapias tan solo rehabilitan: de la frustración, del aislamiento, del sentimiento de culpa, de la baja autoestima… de las voces, en definitiva, que no te permiten ser tú mismo, que te destruyen, que lo único a lo que te conducen es a la mala hostia, a presentarte ante tu próxima entrevista con ganas de ser tú el que haga las preguntas e insultar al típico de Recursos Humanos que te plantea: ¿cómo te ves dentro de diez años? o que te responde: “tú vales mucho pero nos hemos decidido por otro candidato que se ajusta más al perfil que necesitamos en estos momentos”. No voy a entrar ahora en si ese perfil, oh casualidades de la vida, ya estaba trabajando desde antes de que acabara el plazo de la convocatoria, esa es otra historia, esa es otra misiva, pero tranquilo, señor Rajoy, que ya no será usted el destinatario.

Esquizofrenia 3

Fuente Internet

Agradecidas, mis voces y yo, por el tiempo que seguro no nos ha prestado, reciba un cordial saludo. Sin rencor, ya le he dicho que, en mi caso, por ahora son sólo un susurro. De los más de cuatro millones restantes yo ya no me hago cargo pero multiplique… y quizás el 20 de Diciembre tenga que escuchar por fin a todos nuestros yos en estallido.

Tengo una crisis

para ti

ya empieza el

show

de las 60 voces

Love of Lesbian

Este post es fruto de la colaboración, como socia, en la sección Librepensadores de Infolibre 

http://www.infolibre.es/noticias/club_info_libre/librepensadores/2015/10/10/mariano_mire_ustez_39043_1043.html

0034 Código Expat

¿Leyenda urbana o hipótesis con base científica? Según la Wikipedia, la Teoría de los Seis Grados de Separación fue presentada como tal por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en un cuento llamado Chains en 1930. Sí, es cierto que no corren buenos tiempos para la credibilidad húngara y también es verdad que lo de poder acceder a cualquier persona del planeta en tan solo seis saltos, como sostenía el sociólogo Duncan Watts, me parece excesivo.

Pero si hay que hablar partiendo de la experiencia, yo, al menos, no puedo negar eso de que estamos conectados a cualquier otra persona a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios.

Esta conexión es la que me ha conducido hasta Nina Tramullas, una periodista insultantemente joven a la que la crisis de la profesión y su propio bagaje la han llevado a sumarse a ese tipo de emprendedores a los que yo llamo #loquesueñasvuela.

Caja Código

Foto promoción 0034 Código Expat (Nina Tramullas)

Nina soñó con un portal web de color amarillo con información y servicios para personas que, como ella, habían estado viviendo fuera de España una temporada; para todos aquellos cuyo código, durante un tiempo, ha sido o es 0034, porque así lo han elegido o porque las circunstancias no les ha dado mejor opción.

Muchas horas de curro, imagino que también muchas horas sin dormir y, al final, la criatura no solo nació sino que ha conseguido, primero, el respaldo de Prisa y, este año, el de la Fundación BBVA y UNAOC (Unidad Nacional de la Alianza de Civilizaciones)

Pero Nina, aunque haya apostado por un tono algo naïf y comiquero para su proyecto, no es una superwoman y me ha dado la oportunidad de echarle de vez en cuando un cable, con otro registro y otros apellidos distintos, eso sí, a los que frecuento cuando escribo por aquí, por mi propio Saturno 🙂

Captura de pantalla 2015-10-08 a las 21.12.45

Ilustración que acompaña el reportaje Amistades sin Fronteras

http://www.0034expat.com/reportajes/amistades-sin-fronteras/