Habas contadas

Toma 1

Servicio Público de Empleo, buenos días (voz somnolienta)

-Buenos días, quería hablar con X, de prestaciones, por favor

-Lo siento, pero es que estás llamando a la parte de la Xunta

-Ya, pero es la oficina de Ramón Piñeiro, ¿no?

-Sí, pero yo no tengo cómo pasarte

-Vale, gracias (resignada)

Toma 2

Servicio Público de Empleo, buenos días (la misma voz, la misma cadencia, el mismo sueño)

-Buenos días, quería hablar con X, de prestaciones, por favor

-Mira, es que ya te acabo de decir que estás llamando a la parte de la Xunta (mierda, me ha reconocido)

-Pero vamos a ver, yo llamo al número que aparece cuando buscas la Oficina. Aparecen este y el número anterior como teléfonos principales, de lo que deduzco que habrá alguna manera de que me pases o me facilites el de Prestaciones

-Es que a ver si lo entiendes, yo estoy en la parte de la Xunta que….

-No, mira interrumpo- sé perfectamente la labor de la parte de la Xunta, pero a ver si lo entiendes tú, ¿no estáis en el mismo edificio? ¿no estás sentada al lado de unas escaleritas que conducen al servicio por el que yo pregunto? ¿Y me quieres decir que no hay forma de que me puedas ayudar a contactar con ellos?

-Yo no tengo… (voz alterada, con puntos suspensivos para que cada uno interprete lo que quiera, pero es que antes de decir o hacer algo de lo que pudiese arrepentirme decidí colgar y mandarla a la mierda.)

Mujer de recursos

Menos mal que soy una mujer de recursos y que últimamente me despisto mucho con las fechas, pero no con las ideas así que conseguí un tercer teléfono central, con una voz no más despierta que la primera, pero que en todo caso me pasó con el chico X, aquel de rizos y melena que se tuvo que comer lo de mi madre muerta.

Había quedado en llamarme después de consultar cómo se podía arreglar lo de mi Prepara, pues a pesar de llevar registrada en el Inem desde Febrero de 2013, las suspensiones voluntarias por salida al extranjero contabilizan a la contra ergo se supone que no ha transcurrido el tiempo suficiente para que sea merecedora de la ayuda de los 400 euros. Que si lo sé, la próxima vez me piro sin cumplir la norma, sello la tarjeta por internet y me evito las consecuencias de ser tan legal, que está visto que nunca son buenas, que ser corrupto es lo que sale a cuenta.

Corrupcion

Por un puñado de habas

Lo peor de este tercer capítulo es que intuyo que mi gentil funcionario no se molestó ni en consultar mi caso ni en tramitarlo, de ahí que a estas alturas no haya recibido la carta que informa de que la ayuda ha sido denegada. Sin esa carta, dificílmente puedo presentar el recurso que el susodicho me sugirió, eso sí, con una frase que ya sonaba a mensaje preventivo: “Pero bah, total, si recurres son habas contadas”.

Preferí dejarlo ahí y animarme uno de estos días a vernos las caras, a que por lo menos tenga que mover el culo y sacar el polvo a mi expediente. Comprobar, al menos, si después de tanto ir y venir, tanta demostración “al peso” de búsqueda activa de empleo y de tanto demostrar que no tengo donde caerme muerte –sí, lo sé, es metafórico- mi dosier ha conocido alguna vez otro destino que no sean unos estantes en una calle santiaguesa.

Seguiremos informando… o no, porque quizás todo esto sea realmente una táctica para que abandones por agotamiento y, la verdad, conmigo lo están consiguiendo. Me va la salud en ello, la salud y la moral!!!.

Anuncios

2 comentarios en “Habas contadas

  1. ME PARECE INDIGNANTE. Yo esta semana fui a un médico especialista en el CHUS, para, en teoría una revisión ordinaria (oftalmología, ginecología, léase cualquier servicio al que tienes que ir de forma periódica aunque no estés enfermo). Era una mujer. Entro por la puerta, me siento, y me espeta, muy alto y muy desagradablemente: ¿Qué te pasa?
    Y yo: Pasar, no me pasa nada

    Entonces se corrige y me dice: Bueno, ¿por qué vienes?

    En serio, la gente cree que tú vas al médico o llamas a un servicio público por fastidiar su hora del café?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s