#Encampaña, mi voto aún no combina

Yo y mi voto

El yo delante porque ya sabéis lo de mi ego y el desorden y mezcla de estilos y de colores porque aún no lo he decidido. Aún estoy intentando averiguar qué combina mejor con qué o con quién. Aún hay tiempo, pero la verdad no me puedo demorar mucho porque en nada cambio de rumbo. Ya me aburrí de la pasarela electoral sin apenas alfombra roja, no al menos en los puestos de salida y en los otros, como tampoco han desfilado… así que emprendo viaje a Cans, primero al de nuestra particular transcripción fonética y, después, al de la aldea de Porriño.

Me voy porque aquí, como se suele decir, ya está todo el pescado vendido, ya no queda nada por decir si es que alguna vez se ha dicho algo. Como el anterior debate me lo perdí, ayer me senté un rato delante del televisor, pero solo me quedé con la pajarita y los tonos cremas con los que se trataba de diferenciar el candidato de UPyD. Todo lo demás, hasta el machismo de Cañete, se ha reducido a un caca-culo-pedo-pis y así hasta el domingo, me temo. Además, pensé cuando apagué la tele, si de lo que se trata es de interpretar un papel, mejor ir a visitar a quienes lo hacen de manera profesional, cobren más o menos por ello, que en el cine y en los festivales también hay clases.

Vista la foto, uno podría decir que este año Cannes y Cans son intercambiales 😉 Mi primera parada, no obstante, va a ser en el festival francés. No tanto por las pelis, la verdad, que ayer ya hice una dura confesión sobre mi querencia por el vestido de novia de Lady Di como para reconocer ahora si de pequeña me gustaba o no la historia de Grace Kelly. ¿Qué clase de Punk estaría hecha?.

Voy porque me gustó especialmente un estilismo, uno de calle de Cate Blanchett, un outfit con mucho background que la actriz vistió para acusar a la industria de discriminar a las mujeres, porque, al final, en temas de igualdad el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Cate es australiana, por eso no puede votar.

– (…)

-Sí,  ya lo sé, tampoco es española pero es que os recuerdo que estas son unas elecciones europeas, unos comicios en los que vamos o deberíamos ejercer nuestro derecho a voto todos los ciudadanos de la Unión, no solo nosotros.

Reconozco que mi seguimiento de la campaña esta vez está siendo muy a base de titulares pero aún así tengo la impresión de que poco o nada se está hablando de lo que pasa ahí fuera. De hecho, cuando leí que Manuel Valls, “el padre de los recortes en Francia”, viene mañana al mitin central del PSC en Barcelona, al que también asistirá Felipe González para acabar de cagarla, volví a dudar sobre qué tipo de elecciones son estas. Sé que esta mañana en la Ser iban a hacer un reportaje sobre el tema pero como hoy me levanté a las seis y mientras escribo no tolero ruidos pues no sé en qué ha quedado la cosa y cuáles son las opciones más allá de nuestras fronteras. Bueno, sí, conozco una, la de Marine Le Pen, a la que se le pronostica un gran resultado y eso, aterra.También viene de tierras francesas, ese país ilustrado y revolucionario que, sin embargo, parece empeñado en cambiar su historia.

Las mismas encuestas dicen que lo que sí va a hacer historia es la abstención.

Yo me voy, cierto, pero tranquilos, que antes malo será que el cartero no me ayude a escoger el color que más me favorezca 😉

Foto: eldiario.es

 

Anuncios

Búnbury entra #Encampaña

Sí, lo sé, os habéis quedado tan impactados como yo: Búnbury entra en campaña y este es su cartel electoral.

Ah, no, que es el anuncio de un concierto, vale, vale, mejor, así ni mis lectores ni yo necesitaremos el desfibrilador. Es que sumida en el estado de confusión que están generando estas elecciones, con candidatos tan intercambiables entre derecha e izquierda, entre izquierda que se dice “rupturista” e izquierda “que se rompió ella sola” (Galicia) etc ya asumí el careto del cantante maño como uno más que se apunta a la fiesta. Cosas del mobiliario urbano típico de unos comicios, hoy bajé de casa y primero me comí el primer plano con coleta de Elena Valenciano (PSOE); cuando aún no me había repuesto del golpe, tres individuos de cuyo nombre no puedo acordarme siguieron mi paso con una extraña aura blanca tras sus vestido-túnicas de igual color; de pronto, cuando aún iba pensando si los de antes eran la Troika en son de paz o antiguos neurosiquiatras de los que te encierran y te hacen una lobotomía, me di de bruces con una irreconocible Ana Miranda (BNG) y sí, como ella, me quedé con la boca abierta imaginando al que le seleccionó la foto del cartel porque… Aniña, así te lo digo, es tu peor enemigo. Por fin llegué a la panadería, a la industrial no a la artesana porque hoy me apetecía un Donuts para desayunar, sin embargo, finalmente, salí sin pagar y me fui al bar a que me hicieran unas tostadas con pan de verdad porque el rostro con canas de la soberanía alimentaria (Lidia Senra, AGE) así me lo imploraba.

Con las pilas cargadas por la cafeíana y por las calorías -por mucho que digan que el pan no es lo que engorda sino lo de dentro- proseguí mi marcha y fue cuando lo encontré a El, así, como uno más, que si no te fijas en las letras tranquilamente podrías llegar al colegio electoral el día 25 y preguntar dónde está la papeleta de ese chico con chaleco y rizos que parecía tan asustado entre tanta hembra.

Así que sí, Búnbury entra en campaña, aunque sea metafóricamente hablando, y no es el único. En unas declaraciones sin precedentes, ayer Julio Iglesias proclamó en una rueda de prensa en Londres que el Federalismo es el futuro. Y no,  no es cosa mía, si hay alguien confudido ahora en todo caso será él, de ahí, imagino, que la redactora de la noticia aclarase que el cantante #marcaespaña había estado algo disperso en la conferencia. ¿Será que la periodista es independentista y por eso aportó ese dato?, ¿será acérrima defensora de la unidad de España? ¿o simplemente habrá querido advertir de que Julio ya está algo gagá? Pues ojo, porque se dice que los viejos, como los borrachos, son los que dicen toda la verdad; a la vejez viruelas, You Know.

Lo que no me acaba de quedar claro es, en Galicia, por donde digo yo que Iglesias se presentaría como candidato, ¿dónde encajaría mejor su ideario?

Los amigos del “folk autorizado” estoy segura de que dirán que con las siglas de los “rebeldes del folk” o “hipsterfolks”

Con los de la rosa y el puño… tendría coherencia, pero siempre se han decantado más por lo indie-pop, por lo menos por estas periferias. Aunque la verdad, quizás Pepe Blanco no le hiciera ascos, el problema es la Valenciano… o mejor dicho, el foulard de la Valenciano, que aún no tengo muy claro con qué combinarlo.

La mayoría sé que pensamos que para ir bien conjuntado su pareja natural sería el PP porque somos así de clásicos, el blanco con el negro, el negro con el rojo… pues para que veáis, lo malo que es el prejuicio.

Sea como fuere, con papeleta para depositar en urna o con publicidad para una gira, la música siempre ha estado presente en campaña. Por nómina o por compromiso, los músicos han puesto las partituras y los políticos, la batuta. Mañana se cumplirá la primera semana de ritual electoral, ¿no estaría bien un cambio?. Hombre, yo a Búnbury… quizás lo veo un poco Rosa Díaz, España España Bandera Bandera

pero… será por opciones 😉

——————————————————

“Eskorbuto al parlamento” iba a ser promocionado en los espacios electorales gratuitos que Televisión Española pone a disposición de todos los partidos políticos, incluso los que no tienen representación parlamentaria. El plan era recoger el número de firmas estipulado por la ley y constituir a Eskorbuto como partido político (1986)

 

 

 

#Encampaña, Cantantes

Diferentes tendencias, diversos colores, distintos diseñadores… para una misma Temporada (2014-2019)

¿Quién ha dicho que no todo es Moda?

Y como en la moda y como en la vida Todo pasa y Todo queda… pero lo nuestro es pasar”. Lo que sinceramente no tengo tan claro es que “se haga camino al andar” porque visto lo visto y oído lo oído lo único que veo con nitidez es que las campañas electorales son puro ritual, no llegan ni a pasarela, con un atrezzo, guión y vestuario cada vez menos arriesgados y hasta me atrevería a decir que en muchos casos customizados de campañas anteriores.

¡La party de la democracia!, y utilizo el anglicismo porque para algo el caso que nos ocupa son unas elecciones europeas. Elecciones al Parlamento Europeo, a una “nueva Europa” acabo de oírle decir por radio a un burócrata de Bruselas. La Europa de lo social, la Europa de la integración… sí, sí, se refería a los inmigrantes y sí, sí, la periodista no le repreguntó algo así como: ¿Sabe usted que Lampedusa no solo es el nombre de un escritor, verdad?. La Europa de las 970 leyes y de las más de 40.000 enmiendas creo que era el dato… la Europa que, precisamente estos días, elige también a sus otros candidatos, los que lo suyo es cantar mientros otros… dan el cante. ¿O era al revés? 😉

El CIS decía ayer que más del 50 por ciento de la población en España será probablemente abstencionista; estoy segura de que no fueron buenos sino mejores los datos de audiencia de la TVE estos días con la retransmisión de las semifinales de Eurovisión. Lo afirmo sin contrastar pero rotunda porque las galas han coincidido con la supresión de distintos canales de la TDT y porque han sido trending topic. Además, aunque no vi que solo leí sobre sus estilismos estoy convencida de que eran mucho más vistosos que los de la tradicional pegada de carteles de la pasada noche.

¡Ay, aquellos tiempos en los que ser políticamente europeísta era de lo más cool!.. lo dicho, todo pasa…. pero nada queda, que si los libros de texto pueden cambiar la Historia ¿por qué no puedo yo adaptar el poema? 😉

Sí, es la misma foto de antes pero en blanco y negro claro que seguro que no notasteis la diferencia. Es lo que me pasó a mí esta mañana con los cortes de voz del arranque de campaña, cuando me desperté a base de gritos en la Cadena Ser que se podrían clasificar en: Lugares comunes; palabras con k; “¿Es la guerra, me pone con el enemigo?” o Fueras de juego. Yo le llamo “fueras de juego” a aquellos argumentarios que siempre se salen del guión o del “área” abruptamente para meternos el gol de una Idea Fuerza en el famoso directo televisivo. Sí, creo que si te pitan fuera de juega el gol no es válido pero… sobre todo los que sois groupis o hooligans del mundo deportivo -que no es lo mismo que aficionados-  ya sabéis que cuando se pierde un partido lo más seguro es que la culpa no sea tuya sino del árbitro.

La verdad es que me desperté sobresaltada y como aún tenía mucho sueño por un momento dudé si hoy era hoy o si eran tiempos en los que aún no me había bajado de la caravana. Y conste que en teatro siempre me ha gustado el esperpento; conste también que mi aspecto, recién levantada, hay veces que luce de tal guisa pero… ¡oh my god! ¿En verdad no hemos aprendido nada?. Ya sé que no todo el mundo puede ser como yo y evitar repetir modelo pero recordad que no es una cuestión de fondo de armario, es una cuestión de saber combinar y de creer en uno mismo. Quedarse a esperar a que le salga un grano al contrario es craso error porque los cosméticos contra el acne están cada vez más desarrollados.

Me gustaría poder ser más explícita pero sus egos y sus kilos no me caben en la plantilla (la del blog), solo diré que si no sabes andar en tacones no te subas a ellos, estar segura de ti misma no pasa por repetir alto y claro que tú eres la Única, Autóctona y Distinta, se trata de demostrarlo. Cáete desde unos Louboutin y verás lo que te duele la hostia.

La suma de sueño, inseguridad y rutina, por tanto, solo me invitaron a ajustar las sábanas, dar la vuelta en la cama y seguir durmiendo. Fue el llanto de un alcalde de un pueblo pequeño de poco más de 2.000 habitantes los que realmente me despertaron de este Día de la Marmota. Lloraba la muerte de cinco jóvenes de regreso de un encuentro deportivo.

La Europa de los Pueblos, decía también el burócrata en su entrevista. La periodista le dio paso, casi sin transición, justo después de las lágrimas del hombre-alcalde porque, a veces, cargos y políticos también lloran. El burócrata supo ser más ágil que la profesional y en su primera respuesta reaccionó y transmitió su más sentido pésame. Menos mal, parece que algo de la elegancia europea, esa que no pasa de moda, sí se conserva.

¡Y aún estamos en el día 1!

———————————————————————————————-

Fuentes: Lachicadelcuarto.blogspot.com (Foto tacones) y Gabriela Klepsh (Programas y moda)