CansCrónica, en palabras

FarWestCans

Se buscan cuatro sanitarios ecológicos de estructura metálica y color verde. Por favor, si alguien puede dar alguna pista que se comunique con nosostros por mensaje interno. Agradecemos vuestra colaboración, gracias.

Supongo que cuando la organización decidió incluír a Los Coronas en el programa musical del Festival no tenía nada que ver con esto, con ponerle Banda Sonora a tan surrealista suceso. Abandonar la aldea al ritmo de Jinetes Radiactivos tampoco quiso decir que los forasteros huyésemos por haber cometido un “friki-delito”. El caso es que Cans 2014 tuvo que sustituir el cartel de The End por el de Wanted, eso sí, sin dólares de recompensa ni soga como condena.

Conste que yo aún tengo mis dudas de que no sea todo pura estrategia y estén ensayando con nosotros el guión de alguna puesta en escena para el Cans del próximo año. Sea como fuere y, pese a este incidente, el Festival terminó con un titular que lo sitúa, de nuevo, en el “epicentro del audiovisual gallego“.

– ¿Ah, pero a Cans se venía a ver películas?

Daniel Viqueira, Omar Rabuñal y Jorge Coira

Vale, me callo y felicito tanto a los que solo participaron como a los que figuran en el Palmarés: Xacio Baño por su corto de imagen real, Ser e Voltar; Iria López, por el corto de animación Jamón; Ángel Manzano por Tupper, premio del público; Déborah Vukusic por interpretación femenina en 3-1=0; Javier Gutiérrez por interpretación masculina en Tupper; Daniel Viqueira y Omar Rabuñal por mejor dirección en koan; Los Arboles por su videoclip Un gran hijo de Puta o Jamón por su banda sonora.

Todos unos Fenómenos, recurso fácil y simplón, I know, para explicar que no solo se exhibieron cortos. Sin ánimo de hacer spoiler, la cinta de Alfonso Zarauza apuntaba maneras pero… nada es lo que parece y las estrellas, incluso cuando van de estreno, resulta que también actúan. Saludos a la entrada, ocupen sus localidades -aún encima reservadas- y a los diez, quince minutos de metraje… discreta y secuenciada salida al bar cercano. Unos vinos y/o unas birras y… p’a dentro que, efectivamente, ahora entiendo por qué los protas están algo más iluminados y más contentos cuando vuelven a saludar, pero al final.

-Ah, ¿que yo no soy una artista?. Sí, lo sé, pero es que iba con ellos 😉

Conste que vi lo suficiente para quedarme con las gafas lilas del Festival ¿Y oye, lo bien que combinan, además, con el amarillo? Lola Dueñas acallando testosterona a base de ovarios en un mundo, el de la construcción, cien por cien masculinizado; que ya solo por esa escena la peli vale la pena.

También fuera de guion estuvo presente la cuestión de género 😉 Una madre a un hijo: “Aquí no hay más que perros, todos machos y que además atacan, me cago en la puta…” Y es que el concepto Can da para mucho, el concepto perro tiene tantas acepciones… y si no que se lo pregunten al público de más edad viéndose reflejado a sí mismo, años ha, en las hormonas revolucionadas de la chavalada.

Nuevos hábitos

Es lo que tiene la farándula, que parecen parte del mobiliario urbano, de Cans, de la Flor, del Atlántico, del Reixa… pero el tiempo pasa para todos, así que los chavales, a las hormonas y los “adultos”… ¿al horario de mañana?. Si no no me explico que 20 años de la primavera del Rock Gallego se programase para las 10.00 h de un sábado posterior a un viernes de farra.

Rock-madrugar-fin de semana… ¿como que es contra-natura, no?

Actuación Los coronas. Bambas, pesquero y calcetos.

Actuación Los Coronas. Bambas, pesquero y calcetos

¿Vermut, fútbol y mujeres?… Sí, Can Casete molaba, que por muy bien que suenen Los Coronas y por muy cachondo que esté el batera, a las 00.30 y rodeados de Estrellas la peña lo que quiere es destrozar letras rancias y viejas. Conste que el grupo de Malasaña, a falta de olas, se supo adaptar muy bien al contexto y tirar de registro Pasodoble. En cuanto al fútbol... ya sabéis, “es así”, perdió el Madrid, uno de ellos, y en cuanto a las mujeres… pese a ser un festival de zapato plano, aparecieron las gemelas Olsen en versión Utah, con una historia muy El Milagro de Petinto y con un hipster como guardaespaldas, pero bueno, se les perdona, porque al menos le pusieron el punto It girl a tanta alfombra roja.

Menos suerte tuvieron l@s que prefirieron mirar para los tíos o simplemente juzgar estilismos. Ventajas y desventajas de seguir los conciertos desde el foso. El zapato desgastado, incluso el de chúpame la punta, nunca debe ser sinónimo de zapato sucio y si el dobladillo del pitillo del resto de la banda está milimetrado, ¿a qué vienen esas bambas, ese pesquero y  esos calcetos?. Eso en lo que se refiere a los que jugaban fuera de casa pero tranquilos, que hay para todos. Habrá quien diga lo contario pero os garantizo que Os da Ría ganan desnudos y no, no lo digo por el bajista sino por la falta de plancha en el atuendo. Quizás, visto el flequillo impecable del cantante de Los Árboles, y mira que había humedad, es que las tenazas no salieron de su hotel y de ahí el desastre y desaliño de Arturito.

Churras, churras, churras

Falta de alguna dosis más de glamour, que en Saturno lo del sector primario… como que no lo estilamos mucho, pasé del Jaliñeiro, incluso de los Herdeiros, y fui a parar en Mr.Cool; no recuero el dresscode, por lo que deduzco que fue anodino, pero sí su Lindo Capullo versionado al ritmo de llamamiento electoral así que… por fin un outfit con pedigree

-¿Perdón? sí, tengo un Nissan.

-(…)

-No, blancas solo son sus cicatrices.

-(…)

-Ya, ¿que no me pega?

-(…)

-Noooooooooooooo, que yo no he sido, que yo solo observo y, constructivamente, critico, no levantéis ahora el hacha de guerra conmigo así como en plan vengativo 😉

“Onte martes, sobre as 15.15 da tarde, unha persoa infórmanos que veu unha camioneta Nissan branca con dous mozos de non máis de 25 anos cargando os váteres que nos roubaron en Cans, metendo o camión de cu cara atrás. Por favor, informade se algué pode aportar algún dato máis. E espallade todo o que poidades. Moitas grazas”.

———————————————

Fotos:

 @cris_andina

Anuncios

Búnbury entra #Encampaña

Sí, lo sé, os habéis quedado tan impactados como yo: Búnbury entra en campaña y este es su cartel electoral.

Ah, no, que es el anuncio de un concierto, vale, vale, mejor, así ni mis lectores ni yo necesitaremos el desfibrilador. Es que sumida en el estado de confusión que están generando estas elecciones, con candidatos tan intercambiables entre derecha e izquierda, entre izquierda que se dice “rupturista” e izquierda “que se rompió ella sola” (Galicia) etc ya asumí el careto del cantante maño como uno más que se apunta a la fiesta. Cosas del mobiliario urbano típico de unos comicios, hoy bajé de casa y primero me comí el primer plano con coleta de Elena Valenciano (PSOE); cuando aún no me había repuesto del golpe, tres individuos de cuyo nombre no puedo acordarme siguieron mi paso con una extraña aura blanca tras sus vestido-túnicas de igual color; de pronto, cuando aún iba pensando si los de antes eran la Troika en son de paz o antiguos neurosiquiatras de los que te encierran y te hacen una lobotomía, me di de bruces con una irreconocible Ana Miranda (BNG) y sí, como ella, me quedé con la boca abierta imaginando al que le seleccionó la foto del cartel porque… Aniña, así te lo digo, es tu peor enemigo. Por fin llegué a la panadería, a la industrial no a la artesana porque hoy me apetecía un Donuts para desayunar, sin embargo, finalmente, salí sin pagar y me fui al bar a que me hicieran unas tostadas con pan de verdad porque el rostro con canas de la soberanía alimentaria (Lidia Senra, AGE) así me lo imploraba.

Con las pilas cargadas por la cafeíana y por las calorías -por mucho que digan que el pan no es lo que engorda sino lo de dentro- proseguí mi marcha y fue cuando lo encontré a El, así, como uno más, que si no te fijas en las letras tranquilamente podrías llegar al colegio electoral el día 25 y preguntar dónde está la papeleta de ese chico con chaleco y rizos que parecía tan asustado entre tanta hembra.

Así que sí, Búnbury entra en campaña, aunque sea metafóricamente hablando, y no es el único. En unas declaraciones sin precedentes, ayer Julio Iglesias proclamó en una rueda de prensa en Londres que el Federalismo es el futuro. Y no,  no es cosa mía, si hay alguien confudido ahora en todo caso será él, de ahí, imagino, que la redactora de la noticia aclarase que el cantante #marcaespaña había estado algo disperso en la conferencia. ¿Será que la periodista es independentista y por eso aportó ese dato?, ¿será acérrima defensora de la unidad de España? ¿o simplemente habrá querido advertir de que Julio ya está algo gagá? Pues ojo, porque se dice que los viejos, como los borrachos, son los que dicen toda la verdad; a la vejez viruelas, You Know.

Lo que no me acaba de quedar claro es, en Galicia, por donde digo yo que Iglesias se presentaría como candidato, ¿dónde encajaría mejor su ideario?

Los amigos del “folk autorizado” estoy segura de que dirán que con las siglas de los “rebeldes del folk” o “hipsterfolks”

Con los de la rosa y el puño… tendría coherencia, pero siempre se han decantado más por lo indie-pop, por lo menos por estas periferias. Aunque la verdad, quizás Pepe Blanco no le hiciera ascos, el problema es la Valenciano… o mejor dicho, el foulard de la Valenciano, que aún no tengo muy claro con qué combinarlo.

La mayoría sé que pensamos que para ir bien conjuntado su pareja natural sería el PP porque somos así de clásicos, el blanco con el negro, el negro con el rojo… pues para que veáis, lo malo que es el prejuicio.

Sea como fuere, con papeleta para depositar en urna o con publicidad para una gira, la música siempre ha estado presente en campaña. Por nómina o por compromiso, los músicos han puesto las partituras y los políticos, la batuta. Mañana se cumplirá la primera semana de ritual electoral, ¿no estaría bien un cambio?. Hombre, yo a Búnbury… quizás lo veo un poco Rosa Díaz, España España Bandera Bandera

pero… será por opciones 😉

——————————————————

“Eskorbuto al parlamento” iba a ser promocionado en los espacios electorales gratuitos que Televisión Española pone a disposición de todos los partidos políticos, incluso los que no tienen representación parlamentaria. El plan era recoger el número de firmas estipulado por la ley y constituir a Eskorbuto como partido político (1986)