Me duelen los tacones

  Aún no ha pasado ni una semana y ya tengo las suelas destrozadas. Resisten las tapas, menos mal, porque para el zapatero soy como para la peluquera, mujer de fidelidades y principios. Camino por una ciudad sin ese empedrado compostelano tan idílico para el turista y tan ingrato para el taconazo, pero camino por … Sigue leyendo Me duelen los tacones

Despierta Saturno

En letargo… he estado recalculando la ruta, esperando ese momento en el que la voz del GPS te dice, después de varios radares y un sinfín de rotondas: Ha llegado usted a su destino. Quizás haya tardado más de lo previsto en ser capaz de oír pero es que emprendí el vuelo con la vista … Sigue leyendo Despierta Saturno