Coitus Interruptus

Pedro macizo

Con lo cachondo que está Pedro Sánchez y lo rápido que se nos ha bajado la líbido. Tan, pero tan guapo que hasta su Adonismo ha copado horas de tertulia y ríos de tinta; incluso en alguna prensa extranjera, desplazando a la mismísima primera dama, sobre la que las opiniones, sin embargo, están siendo dispares.

Pero ni con esas, chico, que nada tan excitante como el polvo con Rajoy. Debe ser como cuando me preguntan por qué prefiero a Dior antes que a Versace, porque detesto lo obvio y la sobreactuación. Sólo tenéis que visualizar los labios, las tetas y los dorados de Donatella y ya os podéis hacer una idea. De todo menos sutil, así es la hermana del diseñador italiano asesinado y así es el flamante presidente suicida, el que en tan sólo unos días ya nos ha dejado claro que va a cometer el mismo error que Mariano: jodernos, en mayor o menor medida, en vez de follar y dejar que nos corramos de gusto.

Había algún meme por las redes que decía que, al final, la Moción de Censura había sido como un polvo rápido y a oscuras. Yo, como pese a las endorfinas, en todo momento fui cauta con el entusiasmo del recambio, creo que lo estoy viviendo más como un Coitus Interruptus. No porque no hubiera llegado, que no voy a repetirme en lo ya escrito, sino por falta de continuidad. Tampoco lo digo por mí, que sigo teniendo una vida sexual igual de satisfactoria, sino por todos y todas los que cualquiera diría que fingieron un orgasmo el Día M, porque tanta algarabía y tanta proclama confundida al ritmo de se Puede no tenía ningún sentido a poco que rascases en el fondo de armario del nuevo presidente. El artículo de Carlos Prieto: El regreso del Zapaterismo. Pedro Sánchez y la guerra cultural que viene lo explica mucho mejor en lo estrictamente político; yo sólo voy a quedarme con el 135, el 155 y el fraude del “no es no” como elementos más que suficientes para no fiarme ni antes ni ahora del sociata macizo.

Curas y tías

Si a esto le añadimos las puestas en escena, entonces sí que mejor apagar y hacerlo a dos velas. Ni soy capaz de recordar un solo detalle del estilismo de la toma de posesión; ya no sé si porque me pareció anodino o porque el ruido mediático de que no hubo ni biblia ni crucifijo me impidió ver el bosque. Que sí, que guay, que muy bien… pero cuando vea que la Iglesia paga el IBI y se atreven por fin a meter mano al asunto ese del Concordato… pues igual, entonces, mucho mejor.

Lo mismo digo sobre el uso del feminismo en vano. Que lo que no entiendo es cómo aún tragamos con eso porque mejor un símbolo que nada. Pues a mí qué quieren que les diga, me siento igual de mujer objeto cuando un presidente me pone a revisar las tropas con un bombo que cuando me utilizan de reclamo para vender un coche o una bebida alcohólica. O quizás me cabrea más, incluso, el primer caso, porque se le presupone una responsabilidad mayor sobre lo que debe ser o cómo deben de entenderse la igualdad y la feminización de la política. Porque no es eso, mis queridos machos alfa, no tiene nada que ver con nombrar más ministras que ministros ni conque el titular de la socialdemocracia que nos acabáis de colar por toda la escuadra sea el de: Un Gabinete Histórico. Y lo dejo así, en histórico, no añado lo de integrado mayoritariamente por mujeres porque yo, sinceramente, miro y remiro la foto de familia y sólo veo hombres. Hagan la prueba, cojan varias fotos de otros gabinetes, pónganlas unas al lado de las otras, mírenlas desde cierta distancia y verán cómo son prácticamente intercambiables: el mismo género, la misma caspa.

Ministros Rey

Fuente: Europa Press

Algo les debió de chirriar en este sentido a los asesores porque la segunda foto, ya superado el primer Consejo de Ministros y Ministras -que a ver cómo cojones vamos a encajar un titular- era, ciertamente, más vistosa. Y aunque ellas seguían apostando, en su mayoría, por el pantalón, el taaaan poco sutil rojo PSOE se colaba entre los flashes y daba algo de vidilla a la estampa. No me he fijado lo suficiente como para saber si el red coincidía con las ministras que se deben adscribir al guiño: “Somos la Izquierda” o con las que se supone han sido nombradas para el guiño guiño a la derecha, extrema derecha. Me he quedado tan solo con el color del puño y la rosa -de nuevo Donatella, de nuevo la burda obviedad- y conque una de ellas creo que se atrevió con ¡un mono! Una elección, sin duda, arriesgada; muy con los tiempos, pero difícil de defender. A lo mejor era la ministra de Transición Ecológica, que como con averiguar de qué va su cartera ya tiene el cielo ganado, no tenía mucho que perder a la hora de elegir qué ponerse.

Ministras Rojo

Fuente: Infolibre/Efe                                                      (Supuesto Mono, al fondo a la derecha)

Andaremos y veremos si, al final, esa prenda, ese gesto, de los pocos que seguro que fue espontáneo, es lo más rupturista y pegado a la sociedad -a la que aún puede comprarse algún trapito- que vamos a ver durante este nuevo período. En cualquier caso, lo que ya es seguro es que de sexo esta temporada tampoco nada. Y el mono también es muy sintomático de lo que digo. Prenda incómoda donde las haya para mear y para follar.

Así que… Abenço a... compañeros y compañeras que aún creen en la democracia y en cambiar el mundo porque..  quizás hemos ganado una batalla pero no la guerra!

Saravá! … Porque hoje é sábado… e amanha domingo!

 

In memoriam de las tres últimas mujeres asesinadas, de todas las que han sido asesinadas antes y de las que, por desgracia, seguirán siendo asesinadas por la violencia machista, mientras nos empalmábamos esta semana con una foto de Ladys in Red, supuestamente simbólo inequívoco de avance hacia la igualdad.

—————————————————————————————————————————

Nota: gracias a Olga González, de cuyo muro robé a brincadeira de la Ministra de Transición Ecológica

SARAVA!

 

Cuidado, companheiro!

A vida é pra valer

E não se engane não, tem uma só

 

A Bençao… lectores e lectoras, e os que non len tamén, porque teño o privilexio de estar, de volver, aínda que sexa só por esa entrada perdida dende Saigón

A Bençao… Guadi Galego, porque sempre tivo moitas virtudes, sempre cantou bonito, pero desta volta ten, ademais, unha bola de cristal, máxica, disque, á que lle podedes pedir desexos e, sobre todo, na que vos Recoñecer 😉

A Bençao…  Barrio Princesas, porque aquí estamos todas las Calle de la ciudad, por todo lo que estoy aprendiendo sobre los colores y la vida; y lo más importante, por todo lo que estoy disfrutando con esa paleta tan variada.

A Bençao… Amor Amado, porque siempre estaré en deuda contigo… y con un trapicheo de orfidal 😉

A Bençao… Mariano, porque aún siendo consciente de que yo follaba bien, nunca imaginé hasta donde podría llegar el poder de un polvo 🙂

SARAVA!!!!!!!


 

Saravá  es una forma de saludo que significa Força que movimenta a natureza. Nace a partir del habla de los esclavos de origen banta, de las religiones afrobrasileiras.

Vinicious de Moraes es quizás la persona que más ha popularizado este grito de guerra, esta llamada, este reconocimiento, esta bendición a través de una de sus composiciones más bellas y a través de su poema o Día da Criaçao. Porque hoje o sábado. De ahí esta nueva sección, que unas veces servirá para dar caña y otras para dar jabón, según como hayan sido de acertados los dress codelos estilismos a lo largo de la semana. No seáis tímidos y haced vuestras propuestas, aportad, incluso, vuestras versiones favoritas de este samba 😉

Porque hoje é sábado… e manhá domingo!  

 

 

 

 

Rajoy y el sexo

Captura de pantalla 2018-06-01 a las 16.08.21

Fuente: literante.wordpress.com

Rajoy me puso cachonda. Tanto es así que seguí el debate de la moción de censura literalmente en pelotas. Y diré más, me corrí como una perra y no una, sino varias y gustosas veces en el momento preciso en el que M Punto hablaba.

No fue premeditado ni -obviamente- tuvo nada que ver con alguna oscura fantasía o perversión oculta de mi subconsciente. Nada más lejos de mi líbido que follar con el paisano de cuerpo presente, como quien dice. Pero no sé, lo épico del momento, lo histórico y también lo metafórico nos condujeron a un polvo igual de épico, en el que los jadeos se confundían con los mantras tipo: España, ahora, va bien, en una sinfonía in crescendo que acabó ahogando con gemidos los argumetarios:  Yo o el caos, para desgracia del presidente caput y suerte de la que cabalgaba.

Es la primera vez, que yo recuerde, que me pudo el morbo a la estética, y no porque nuestros cuerpos tengan nada que desmerecer, al revés. Insisto, no sé explicarlo, sólo sé que la ocasión pedía sexo. De hecho, creo que lo que le hace falta realmente a este país es divertirse un poco más, liberar endorfinas. Si Mariano hubiera optado por echar un buen polvo en vez de mal jodernos a la mayoría, quizás su destino y su final hubieran sido bien distintos.

RajoyMocion2

eRecciones

Por eso, esta moción de censura nos ha pillado a todos como a Eva, al desnudo. A nosotros, porque nada mejor que desvestirnos para entrar casi vírgenes en esta especie de nueva era que, hasta hace nada, considerábamos inimaginable. Y a los de las manzanas podridas porque por fin se han destapado todas sus vergüenzas y han tenido que rendir cuentas sin poder encontrar ya la forma o manera para ocultar sus miembros, flácidos de tanto onanismo.

Nos habían castrado económica, social, culturalmente en los últimos meses, las últimas semanas, los últimos días. La deriva daba pavor, por represiva y, sobre todo, por su precipitación. No es que el recambio, desde el punto de vista nominal, por muy cachondo que esté o se crea, genere confianza ciega ni perspectivas de un mundo mejor, ni siquiera más justo.

Pero es el momento, la oportunidad en sí lo que no debemos perder de vista y lo que genera tanta excitación. Lo que anima, en definitiva, a desinhibirse y desatar lo que llevamos dentro, porque la belleza no siempre es garantía de follar bien, ni siquiera distinto, así que Carpe Diem y, de verdad, prueben, despidan a Mariano con un buen polvo y ya mañana me cuentan.

 

RajoypanoliMocion3

Bien jodido

 

—————————————————————————————————————————————-

Sí, he dicho bien, mañana. Sé que también he sucumbido, como los políticos, a lo de las promesas incumplidas y que el regreso a la tecla no fue con la constancia y disciplina comprometidas. Pero de esta va. Quizás es que me faltaba este empujoncito, un festival de fuegos de colores, el fin para un nuevo comienzo… y la moción de censura me ha venido como anillo al dedo.

Se abre, además, un período muy interesante donde es más que probable que tengamos que hacer varios trajes a medida; meter tijera para abrir algunas costuras y aprender el arte del pespunte para subirle a los bajos sin salirnos demasiado de la línea recta.

Una de las novedades que os propongo, de hecho, es un canal en youtube sobre las Geografías de la Precariedad. Los primeros vídeos con sus respectivas fichas estadísticas pertenecen a lo que se supone que, desde ya, es pasado. Andaremos y veremos cómo son los datos que acompañen a las gravaciones futuras 😉

 

Fuentes de las imágenes:

-Rajoy en hemiciclo (Cuenta IG de IsabelPodemos)

-Rajoy antigua (Redes)