El pudor de la Iglesia

Nunca estuve en el Vaticano. Mi única visita fugaz a Roma me obligó a ser selectiva, así que opté por un timo en el Coliseo y callejear sin rumbo hasta dar con la Fontana de Trevi y con una plaza cuyo nombre no recuerdo pero de las que también salen en las películas. Cuando llegó … Sigue leyendo El pudor de la Iglesia