Balance del año

Sí, del 2016, porque aunque sólo estemos a día 10 se nos está acumulando el chollo de una manera que, de seguir a este ritmo, no va a haber memoria ni caracteres suficientes para contar tanto debate de altura.

AÑO NUEVO

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 18.14.30

 Viste vulgar y sólo verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer

Coco Chanel

Hoy leí el comienzo de un artículo en el que ponían al mismo nivel las críticas al flequillo de las chicas de la CUP y los comentarios sobre el modelo elegido por la Pedroche para comerse, públicamente, las uvas. No me hizo falta intervenir, alguien ya le aclaraba al autor del texto que no es lo mismo ser permanentemente juzgadas por nuestro físico que participar conscientemente en el juego de la cosificación y de la mujer objeto como estrategia para fomentar tu propia “marca”; obviando así la responsabilidad que tienen precisamente los/las personajes públicos para contribuír a que las mujeres consigamos respeto y ser, efectivamente, libres; sí, también para elegir la ropa y el pelo que queramos llevar. Barbijaputa lo explica muy bien, aunque comete un error, pues mal que le pese, hay que asumirlo, e igual que afortunadamente hay hombres feministas, las mujeres machistas también existen.

DÍA DE REYES

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 18.33.03

Cayetana Álvarez de Toledo, ni yo, ni ellos, te lo perdonaremos. Jamás.

Y ahora, el que se atreva, que me llame demagoga.

REBAJAS

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 18.44.05

La reina Letizia se pasa al Low Cost

Palacio nochebuena

CATALUNYA, INDEPENDENCIA SIN CONDÓN

artur mas

“Hoy voy a decirlo, como me amo, tú ya no puedes hacerme daño/

soy un ser divino, ven a adorarme, que buena suerte, amarme tanto…”

 

 

To be continued… me temo

 

 

 

 

 

 

A/A Mariano Rajoy

Estimado Mariano:

El 10 de Octubre es el Día Mundial de la Salud Mental. No hay una causa que me merezca mayor respeto, por eso sé que quienes luchan también el resto del año por mejores y suficientes medios, por la dignidad y por la normalización de este tipo de dolencias no me van a tomar a mal que sea políticamente incorrecta.

Esquizofrenicos

Fuente Internet

El caso es que de un tiempo a este parte he empezado a oír voces o, mejor dicho, estoy al límite de comenzar a oírlas. No sé cuántas serán ni con qué intenciones vendrán, aunque algo me dice que no planean nada bueno. Y no contra mí misma, que para la autodestrucción no necesito mucho más que mi propia voz interior,  sino contra todos los que puedan tener alguna responsabilidad sobre mi diagnóstico, entre los que obviamente se encuentra ustez. He de añadir que es un diagnóstico, seguro, común a unos cinco millones de compatriotas, con lo que estaríamos hablando ya no de un pelotón, sino de un auténtico ejército de personalidades múltiples dispuestas a dar rienda suelta al puto eufemismo de la versatilidad en la búsqueda activa de empleo.

Equilibrio y funambulismo

Sé que me dirá que entre esos cinco millones yo soy una especie de privilegiada -la herencia católica es lo que tiene, asumir como privilegio estar unos puestos más arriba que tú en el umbral de la pobreza- pero, lo siento, y no lo tome como una amenaza, ni con privilegios consigo aplacar lo que por ahora está empezando solo como ligeros susurros. Sí, del funambulismo sin red que supone el desempleo a la pérdida del equilibrio, porque hablamos de una práctica, la de buscar curro, que requiere de mucha concentración pero que, sin embargo, a medida que pasa el tiempo se va llenando de ruido.

esquizofrenia 2

Fuente Internet

Hasta ahora ha tenido ustez la suerte, al menos conmigo, de que soy algo budista y de que soy digna hija de mi madre; por eso, tanto mis médicos, familiares y amigos están tranquilos, porque saben que estoy bien ejercitada en eso del: si te caes, te levantas, aunque sea a base de mucha sangre, sudor y lágrimas, que también soy digna heredera de los fans de Fama. Pero lo de las voces…

Por mi ascedente en Saturno podría pensarse que, bueno, de algo de bipolaridad siempre he padecido, entre Anne Romero y Rebeca Merkel; pero esto es distinto, porque no es una misma voz con distintos registros sino una suma de chillidos que se mezclan y se confunden diluyendo así mi identidad y produciendo una extraña disociación de la realidad real, valga la redundancia.

Fondos de armario

Al principio me divertía, por mi vena comiquera, lo de meterme en la cabina y cambiar el disfraz según tocara venderse como activista, ejecutiva agresiva, simple plumilla o lo que sea 2.0 Además, como dice un amigo mío, la ventaja de haber invertido más en fondo de armario que en hipotecas me ha permitido ir superando estos años de parada de larga duración no sólo con mucho estilo sino con los complementos adecuados para cada personaje. 

Al principio, también enriquecía o te creías que enriquecía reciclarte, formarte, reinventarte, saberte con capacidad y sobrada experiencia para abarcar un radio de posibilidades algo menos limitado que el que te da la hiper especialización. Es lo que recomiendan, además, todos esos estúpidos manuales tipo: Los 10 mejores consejos a la hora de encontrar empleo. 

Y ahora ustez me dirá: “Precisamente, señorita…” Uf no, eso es lo que me diría Fraga; Ustez es más de… Uf, no, perdón, he dicho bien; Fraga diría: “mi querida amiga”, lo de “señorita” es más pontevedrés, por lo de las puestas de largo y todo eso, imagino. ¿Ve?, las voces, que ya empiezan a confundirme.

Voces

Fuente Internet

Retomando, su consejo sería uno de esos de los Manuales, el de “crea en sí mismo, sea usted mismo”. La verdad es que a ustez le va bastante bien aplicándolo, bueno, el 20D se verá cómo de bien. Hasta produce cierta ternura su espontaneidad en forma de, por ejemplo: “¿Y la europea?” o cuando se queda tan ancho con lo de los platos, los vasos y los tratados internacionales. No lo había pensado, pero igual le digo a la voz que corresponda en mi hipotética próxima entrevista o en mi siguiente carta de desmotivación que haga lo propio, que suelte una perogrullada al más estilo presidente y a ver quién es el guapo que se atreve a negarme el trabajo.

Sin metáforas ni lorazepán

Ser uno mismo! qué utopía! Primero, porque entre la nada y los rechazos uno deja de serlo. Más allá de la metáfora de las voces, aunque a muchos les apremie tanto cubrir las necesidades más inmediatas que piense que no tiene tiempo para saber si goza de buena salud, esta es la primera que se resiente con el desempleo y la última que se trata, porque de lo que hablamos, sí, no es de salud física sino mental, de una dolencia que no distingue ni de edad, ni de género, ni de clase social y que requiere de un diagnóstico y de un tratamiento que van mucho más allá del lorazepán.

Pero no, señor Rajoy, no se lance, que en ninguna de mis voces soy Carlos Alsina, así que respire antes, cuente hasta diez y no me conteste que le he dado una gran idea, invertir lo que corresponde en sicólogos y siquiatras y asunto zanjado. Aunque deba de hacerlo, pero por otros motivos.

esquizofrenia 4

Fuente Internet

Hay dolencias que no tienen cura ni con pastillas ni con terapias y una de ellas es el paro. El paro se cura con trabajo, con digno trabajo. Las pastillas y las terapias tan solo rehabilitan: de la frustración, del aislamiento, del sentimiento de culpa, de la baja autoestima… de las voces, en definitiva, que no te permiten ser tú mismo, que te destruyen, que lo único a lo que te conducen es a la mala hostia, a presentarte ante tu próxima entrevista con ganas de ser tú el que haga las preguntas e insultar al típico de Recursos Humanos que te plantea: ¿cómo te ves dentro de diez años? o que te responde: “tú vales mucho pero nos hemos decidido por otro candidato que se ajusta más al perfil que necesitamos en estos momentos”. No voy a entrar ahora en si ese perfil, oh casualidades de la vida, ya estaba trabajando desde antes de que acabara el plazo de la convocatoria, esa es otra historia, esa es otra misiva, pero tranquilo, señor Rajoy, que ya no será usted el destinatario.

Esquizofrenia 3

Fuente Internet

Agradecidas, mis voces y yo, por el tiempo que seguro no nos ha prestado, reciba un cordial saludo. Sin rencor, ya le he dicho que, en mi caso, por ahora son sólo un susurro. De los más de cuatro millones restantes yo ya no me hago cargo pero multiplique… y quizás el 20 de Diciembre tenga que escuchar por fin a todos nuestros yos en estallido.

Tengo una crisis

para ti

ya empieza el

show

de las 60 voces

Love of Lesbian

Este post es fruto de la colaboración, como socia, en la sección Librepensadores de Infolibre 

http://www.infolibre.es/noticias/club_info_libre/librepensadores/2015/10/10/mariano_mire_ustez_39043_1043.html

Dios existe

Se llama Miguel Anxo, también es amor aunque la Biblia no lo diga y sí, hace milagros; yo misma soy un buen ejemplo de como puede salvar vidas.

Lo nuestro, conste, que en ningún caso fue una experiencia “cool”, como quizás me correspondería, dada mi afición a la Vogue y al The New Yorker; tampoco tuvo nada que ver con Woody Allen, en el Sergas no se estila diván, Miguel es más resolutivo que envolvente y en cuanto a mí, si de psicología y filmografía se trata, el thriller es preferencia y Recuerda mi fijación.

Lo nuestro, pese a que hable en plural, tampoco ha sido una cuestión de transferencia, de hecho mis fantasías incluso en la propia consulta tenían más que ver con un cambio de papeles que con ninguna ensoñación romántica. A veces imaginaba que era yo la que vestía la bata blanca y me enfrentaba a un paciente con personalidad múltiple, porque siempre me llamaba la atención que tras su severidad, mientras me abroncaba muchas veces sin palabras -maneja muy bien los silencios y la comunicación no verbal- y escrutaba el juego de mis manos con los anillos que siempre pongo en la mano derecha -loca sí, pero con cuidado estilismo ;)- yo descubría una agenda en la que remarcaba según que días con divertidas pintadas naif y de neón.

No, no hubo transferencia pero sí una gran confianza, un infinito respeto, una admiración total y un agradecimiento eterno, y no sólo por mí sino, y sobre todo, por mis compañeros de planta, a los que inevitablemente también observas, a veces con miedo, siempre con imaginación, porque al final el prejuicio está ahí, sobre todo cuando de Salud Mental se trata.

Y el que diga lo contrario miente, la enfermedad mental impresiona, asusta, sea depresión o esquizofrenia. Caminábamos, no obstante, hacia la normalización cuando la crisis se hizo carne y habitó entre nosotros,  ya que hoy he empezado bíblica… y mandó parar.

Bueno, no sólo mandó parar sino que todo apunta a que nos va a obligar a caminar hacia atrás: A los tiempos de los enfermos y su peligrosidad en el nuevo Código Penal, a la época en la que las mujeres tendremos hijos pero sin orgasmos y a la práctica de la lobotomía, que de hecho yo creo que en cierto sentido ya padecemos.

Como víctima de esta crisis yo he contribuido a convertir en noticia el incremento de ansiolíticos o antidepresivos; no he vuelto, sin embargo, a aquella sala de espera ni a ver a Miguel Anxo con bata blanca, pero sí he pensado mucho en él, por ejemplo cuando visito la oficina del Inem y observo: los variados perfiles, las distintas reacciones, las diferentes realidades que, sin embargo, se enfrentan todas a un mismo funcionario, burocrático, que quizás te sonría, te informe con algo más de atención que otro más rancio, pero que en cualquier caso nunca te va a preguntar por tu salud mental, se va a limitar a tu expectativa laboral.

Conozco a Miguel como paciente, como amiga y como activista: en el Prestige, en Angrois, en Sarela… la última vez que lo vi, en una conferencia sobre deshaucios, me volví a poner su bata y me preocupé porque lo vi cansado, desencantado y temí que también resignado.

Obviamente erré mi diagnóstico, que para algo es él el profesional y yo una simple amateur, y levantó la voz; él y otros muchos como él  porque, aunque todas las mareas son transversales y tienen en la crisis y los recortes su nexo común, la marea de la salud mental tiene sus propias especificidades y un mayor enemigo: El del estigma, por eso alguien tenía que romper el hielo e izar la bandera del Movemento Galego de Saúde Mental.

“OMS-Europa ya advirtió hace tres años en un informe específico que si durante la crisis se desarrollaban políticas que redujesen la protección social se incrementarían los riesgos y daños en la salud mental de las poblaciones afectadas. Nuestros gobernantes estaban avisados. El resultado que estamos sufriendo se predijo y se está cumpliendo rigurosamente”.

Esto es solo un fragmento del Manifiesto con el que estos días se han dado a conocer. Un manifiesto que no solo es análisis y denuncia sino que también propone actuación, porque Miguel Anxo es así, Miguel Anxo nunca para, nunca sentencia, nunca se acomoda, Miguel Anxo es el que te dice: ¡Levántate y anda!.

Amén 🙂

http://www.vtelevision.es/informativos/viav/2014/04/09/0031_3446812002001.htm